"Estamos aquí para celebrar el día Internacional de la Paz y para lograrla tenemos que aprender a evitar la violencia y comprometernos para solucionar nuestros conflictos de manera pacífica. Un único día en el calendario escolar, por muy importante que sea, no va a convertirnos enciudadanos comprometidos con la paz.
Ojalá acabar con la violencia fuera tan sencillo como poner una vacuna que nos inmunice contra ella para siempre. Esa vacuna existe, pero no es un medicamento: es la educación. La educación tiene el potencial de convertir a las personas en las herramientas necesarias para hacer innecesaria la violencia".

Así comenzaba nuestra celebración el día internacional de la PAZ. Nuestro manifiesto es claro, tenemos las herramientas y, sobre todo, la fuerza interior y el corazón para poder conseguir que nuestra lucha contra la violencia sea un éxito total. 

Escogimos como símbolo un farolillo, nuestros farolillos de la paz, de colores y de sueños y deseos, donde quisimos representar la solidaridad entre todos nosotros y donde mostramos el respeto a todos los hombres y mujeres con sus particularidades y diferencias. 


Nuestro manifiesto

“Somos niños que formamos parte de la sociedad de este siglo XXI y soñamos con un planeta en armonía entre las gentes y con la paz entre los pueblos. Soñamos que llegará el día en que las fronteras sean muros de papel dibujados por niños y niñas. Soñamos con el día en que los recursos de la tierra permitan a cada pueblo su propio desarrollo. Soñamos con que llegue el día en el que hombres y mujeres, por fin, maduremos en tolerancia y nos miremos a los ojos con total respeto. Soñamos con el día en que nuestras valoraciones no tendrán en cuenta el sexo, ni las razas, ni las creencias; porque lo más importante consistirá en ser persona. Soñamos con el día en que sea necesario borrar del diccionario palabras como terrorismo,violación, , esclavitud... porque, después de tener caído en desuso, carecen ya de significado. Soñamos con el día en que los corazones de todos superen las envidias y las desconfianzas. Soñamos con el día en que todos los hogares sean el lugar donde resida la bondad y la ternura, y nosotros, los pequeños, crezcamos con unos ojos limpios y con un corazón fuerte. Soñamos que llegará un hermoso día en el que las montañas, los bosques, los mares, las plantas, los animales y el hombre vivirán en armonía natural".

Porque todos juntos cumplamos los sueños de nuestra cometa y que el viento de la Paz haga volar nuestro corazón. 

Pulsar en la imagen anterior para acceder al contenido audiovisual ↑

Destacado: