Nuestro camino del adviento llega a su fin. Quedan muy pocos días para que nazca Jesús. Él es la “Luz del mundo”. Por eso, queremos que esta Navidad su llegada ilumine nuestra vida. Que las sombras de la tristeza, desesperanza, soledad,... se llenen con el consuelo y la paz que sólo Él nos puede dar.

San Juan en su Evangelio se refiere a Jesús como la «luz verdadera que ilumina a cada hombre» (1,9). La incertidumbre y el miedo asoman en los últimos tiempos. Pero teniendo presente al Niño en nuestros corazones y mirarlo con ternura, hará que su AMOR nos devuelva la alegría y la ilusión, iluminando nuestras vidas y llegando a nuestros corazones.

Nuestro encuentro con Él nos ha de hacer llevar su Luz a nuestros hermanos, nuestras familias, nuestros amigos, nuestros colegios. Juntos podemos hacer que el auténtico mensaje de esperanza de la Navidad se haga realidad. Como la Familia de Franciscanas Ana Mogas que formamos, unámonos anunciando esta Buena Noticia de Amor y Paz: Jesús te ama y cuenta contigo esta Nochebuena, y todos los días de tu vida.

FELIZ NAVIDAD

Destacado: