Todo comenzó con la llegada del Adviento, un tiempo de espera, donde la esperanza llena nuestros corazones y queremos llenarlo de felicidad y de alegría. Nos estábamos preparando para algo hermoso, maravilloso y que forma parte de nuestra historia: el nacimiento de Jesús. Toda la comunidad estaba lista para tener el corazón contento, y tener presente, más que nunca, a todas aquellas personas que nos rodean, en especial aquellas que nos necesitan. 

Hubo muchos momentos de encuentro en familia, todos juntos. Queríamos festejar como una comunidad, expresar nuestra alegría y hacer partícipes a nuestras familias de nuestra profunda alegría e ilusión. El colegio de llenó de luz, decoraciones, adornos, alegría, risas y música. Llegaban los villancicos y nuestro tradicional festival de Navidad. Infantil y Primaria se esforzaron para expresar y contagiar con esa alegría todos los corazones presentes y nos interpretaron un montón de canciones tradicionales. 

 

Y llegaron los dulces navideños, las merendolas, las chocolatadas...momentos en los que compartir con los compañeros, las familias, los profes...en definitiva, toda la comunidad educativa. Estos momentos son los que se convierten en encuentros entrañables que merecen la pena atesorar en nuestra memoria, en nuestros corazones. Son más valiosos que cualquier tesoro o fortuna, pues son una riqueza en sí mismos.

Las caritas felices, los abrazos, los villancicos en coro, las palmas acompañando los movimientos coreográficos de nuestros alumnos dándolo todo...sin duda, una forma extraordinaria de compartir vida.

Los más peques de la casa prepararon una velada sorpresa para sus familias después de cantar todos juntos en el salón de actos villancicos. Las profes también prepararon una sorpresa y tenían preparados dulces caseros para continuar contribuyendo con la campaña kilo - litro del colegio. Chocolate calentito y cafelito para las familias, en un ambiente lleno de luces y calor. Al día siguiente, continuaron con la fiesta, pero ya solos los compañeros, compartiendo sus dulces navideños favoritos, cantando y riendo juntos. 

En primaria la merendola también estaba servida, y disfrutaron también de una deliciosa chocolatada perfecta para acompañar los dulces de Navidad. Mirases por donde mirases, el colegio revosaba alegría, sonrisas y felicidad. Somos una gran familia.

 

Pulsa en la imagen anterior para acceder al contenido de primaria.

Pulsa en la imagen anterior para acceder al contenido de infantil.


El voluntariado se puso manos a la obra aportando y siempre sumando. Nuestros chicos aprenden con matrícula de honor que dando siempre se gana. Nunca nos cansaremos de daros gracias por vuestra implicación y dedicación. Juntos, alumnos y profesores, compartimos nuestro tiempo para poder lograr cosas juntos. No podemos estar más orgullosos de nuestros chicos y chicas. ¡Son fantásticos!

Y, como no, muchísimas gracias a todas las familias que han querido aportar su granito de arena, porque sin vosotros no habría sido posible conseguir que ningún niño se haya quedado sin juguetes en estas fiestas tan señaladas. Gracias, gracias y mil gracias por ayudar a los Reyes Magos de Oriente a repartir tantos y tantos juguetes que despertarán la mayor de las sonrisas. 

Tampoco nos podemos olvidar de nuestros actores y actrices que visitaron el Hogar Residencial "Parque Zapateira" para contagiar su alegría, ilusión y corazón, que de eso sabemos que tenéis mucho. ¡Ole nuestro grupo de Teatro!

 


La música también estuvo presente más allá de nuestro colegio. Nuestros alumnos participaron en el Festival de Panxoliñas de Escuelas Católicas. Estamos de enhorabuena porque vuestros esfuerzos, ganas e ilusión obtuvieron su recompensa. ¡Nuestros chicos ganaron el premio de "mejor puesta en escena"! No os perdáis esta panxoliña original interpretada por nuestros chicos y chicas: "Arrolo Franciscano".

pulsa en la imagen de arriba para acceder al contenido audiovisual.


Antes de despedirnos y disfrutar en familia de la Navidad, recibimos una visita muy especial: Los Reyes Magos de Oriente. El salón de actos se llenó de alegría, música y caritas sonrientes llenas de ilusión. Teníamos las cartas preparadas para entregárselas personalmente. Somos muy afortunados.

Sus majestades recibieron a todo el mundo con una sonrisa y con ¡montones de caramelos! Nos recordaron el auténtico espíritu de la Navidad: el amor. Algo que debe estar presente en nuestros corazones todo el año. Ayudar al que lo necesita, estar presentes, compartir nuestra alegría y contagiarlo al mundo entero. Muchas gracias al AMPA por ayudarnos a recibir a los Reyes Magos como se merecen


Felicitaciones Navideñas 

Pulsa en la imagen anterior para acceder a la Felicitación de Infantil

Pulsa en la imagen anterior para acceder a la felicitación en francés

¡Feliz Navidad! Nos vemos el año que viene 

Destacado: