¡Celebramos con alegría el Día de María Ana! Un día de fiesta para todos los que formamos parte de esta gran familia carismática de Mª Ana Mogas. Ella estuvo muy atenta a voluntad de nuestro Padre y se entregó generosamente al cuidado y enseñanza de los más necesitados, dando comienzo a una obra cuyo legado continúa latente en la actualidad, gracias al celo apostólico de las hermanas FMMDP que con su presencia evangelizadora entregan su vida por el Reino del Dios.

Además este año celebramos el XXV aniversario de su beatificación: el 6 de octubre de 1996 el papa San Juan Pablo II proclamó beata a nuestra fundadora, y un clamor invadió la plaza de San Pedro de Roma, llegando a los corazones de todos los presentes que allí estaban. Hoy, su eco sigue resonando en nuestro día a día y nos anima a seguir caminando juntos, con María Ana, manteniendo vivo su carisma y su estilo educativo, muy presentes en los 18 colegios que formamos parte de la Fundación Educativa Franciscanas Ana Mogas.

Todos los que formamos parte de las comunidades educativas (alumnos, familias, personal docente y no docente y hermanas Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor,) estamos llamados a continuar el sendero que María Ana comenzó allá por el año 1850 en una escuelita de Ripoll, siendo portadores de paz, esperanza y confianza en Dios y haciendo vida la frase que nos dejó en su testamento:

 

“CARIDAD, CARIDAD VERDADERA. AMOR Y SACRIFICIO.”
 

Destacado: